Así es cómo nos levantamos luego de perder una competencia

Por: Bruno Cueva / Escritor y periodista

BLOG8

"Ni el guerrero más armado a logrado vencer en todas las batallas".

Nuestra realidad nos presiona para solo volar con las alas de la victoria, pero no nos damos cuenta que de las derrotas se aprende y se puede aprender mucho más si estamos sobrios y hacemos un examen de conciencia. La frustración es parte de la vida. No siempre conseguiremos lo que queremos. Esto no significa que nos dejemos llevar como una hoja con el viento cuando queramos conquistar nuestras convicciones. ¿Cómo sobrevivir en este proceso de pérdida? Explora. La respuesta yace en tu fuerza interior.


También puedes leer: La filosofía de la danza: un pensamiento misterioso


Cuando perdemos estamos expuestos a tocar fondo. En un concurso de marinera norteña, por ejemplo, donde cada detalle suma y cada sonrisa cuenta, la justicia dicta que por las horas de ensayo y la dedicación, cada pareja debería repartirse el premio y no es así. La gloria es solo para algunos; es para aquellos que se acercan más a la perfección.

Aprender a perder es todo una ciencia; es cuestión de edad. ¿Recuerdas tus sentimientos cuando fallabas en tu adolescencia o infancia? ¿Recuerdas cuando el mundo se destruía a pedazos, pero mágicamente se recomponía pieza por pieza, engranaje por engranaje. Aceptemos que no fue nuestro mejor momento, respiremos y no nos ceguemos pensando en que lo hicimos mejor. Dejemos pasar los días, y así como el mundo se reconstruía solo, ahora que eres adulto, únelo y vuélvelo a construir con los hilos de tu paciencia… ya que tienes una mente más fuerte.

5 consejos

  1. Examen de conciencia. Si crees que nos has errado estás mal. Acepta que en estos momentos hay otras personas que han desarrollado más su talento que tú. Es hecho no quiere decir que toda tu esencia se venga abajo. Siempre habrá una oportunidad adicional para demostrar cuánto hemos crecido, incluso para superar a a alguien que en su momento nos dejó atrás.
  2. Cero obsesiones. No todo en la vida es ganar competencias. Estudia, trabaja, sal a distraerte con tus amigos que la vida continúa. Tu pasión solo es una parte de toda tu construcción vital.
  3. Practica y cambia de rutina. Hacer siempre los mismos pasos o la misma rutina no ayudará para darte cuenta hasta donde puedes llegar. Propón nuevos retos si quieres tener nuevos resultados.
  4. Rendirse está prohibido. ¿Sabes cuántas veces se han caído las personas que hoy te están ganando? Busca lo que te hace especial, lo que te diferencia de los demás. Conversa con tus familiares y amigos para tener una opinión con más credibilidad.
  5. Acepta que a partir de hoy, perder es una posibilidad. Mientras más compitas, el riesgo de perder es más grande. Elige bien tus opciones al inscribirte. Tolera la frustración, esa es la clave.