Comprobado: ¡Esto es lo que sucede con tu niño cuando baila marinera norteña!

Por: Bruno Cueva / Periodista y escritor

unnamed

Vemos a un niño abrir una mampara de vidrio y entrar emocionado a un recinto, dando saltos pueriles. El piso describe fielmente los pasos retumbantes y el profesor lo recibe con un tierno abrazo. El niño le cuenta al odio que solo le compraron un reloj para aprender las cuentas regresivas; una querida cuenta regresiva que en cada tic-tac advierte que la clase de marinera se acerca. ¡trac, trac, toc, toc! y el piso parquet replica los golpeteos de sus pies. La música norteña transmite con cada eco, de pared a pared, su inevitable aparición: ¡La clase ha empezado! Los padres juzgan lo que ven, pero no reparan que cada minuto y cada segundo, por dentro, el pequeño cuerpo que yace envuelto de júbilo en el salón, experimenta cambios que solo la danza puede transmitir. ¿Te animas a leer qué es eso que no ven con simpleza?


¡Esto te va a interesar!: Beneficios de la danza en los niños


El baile y la práctica de danzas son herramientas cada vez más poderosas en un mundo donde con alta frecuencia, la actividad física se ve mermada por los malos hábitos. A corto plazo, identificaremos que los niños se integrarán a sus respectivos grupos y se sentirán importantes de pertenecer a ese círculo. Desde los primeros años de existencia, es indispensable hacerles entender que cada entorno que ocupen es importante precisamente porque ellos se encuentran allí. De este modo, mejoran su autoestima y el liderazgo aflora como algo natural en cada uno de ellos. Otro punto no muy fácil de avizorar es el hecho que al aprender por completo toda una danza, se sentirán satisfechos de cumplir retos y querrán ir por más por incentivo propio.

Como causa de este logro está el desarrollo de la memoria para comprender los tiempos de una composición musical. Muchas veces los adultos han escuchado que cierta parte del cerebro es la encargada de almacenar esos recuerdos. En realidad, son más de una. Podemos mencionar los recuerdos de largo plazo que se guardan en el hipocampo, la memoria de los significados en el lóbulo temporal -detrás de cada sien- y el mantenimiento de los ganglios basales -células nerviosas ubicadas en el cerebro- cuya función es decidir que recuerdos retener y cuales descartar.

¡Los niños también sienten!

Es una idea equivocada pensar que solo los adultos, por el estrés laboral o problemas familiares, son los únicos capaces de ahogarse en el estrés: ¡Los niños también pueden sufrir de esto! ¿Alguna vez estuvo pensativo, con la mirada perdida o sin ánimos de hacer lo que tanto le gusta? Puede que tu niño esté apocado porque algo externo le afecte y tú no te das cuenta. Esta 100 % comprobado que la marinera norteña es una de las alternativas más seguras para curar estos males.

Infórmate sobre nuestros horarios en: www.linajeperuano.com

Informes: 2643452

Dirección : Av. El Ejército 1059 – Magdalena del mar.