¿Conoces el protagonismo de la mujer en la cultura peruana?

REDACCIÓN LINAJE PERUANO

Viernes, 11 de mayo de 2018 / 18:00


Es innegable, desde antiguo, la hegemonía del varón por sobre la dama en la mayoría de los contextos; no obstante, gracias a las representaciones artísticas y una revaloración ponderada del sexo femenino, este androcentrismo -o arrollo de género-, en el panorama contemporáneo, no es más que una parte del subconsciente social que, por suerte, va disipándose.


También puedes leer: Empoderar a las mujeres: el arte es la vitrina


Influencias remotas

Para darnos una idea de cómo la figura dadora de vida ha tenido influencias muy marcadas en la historia de la humanidad, remontémonos a la etapa prehispánica, específicamente al panteón andino de los incas.

Aquí, la adoración a la Pachamama o la madre del cosmos era un ritual obligatorio; inclusive, la esposa del Inti, Mama Quilla, tenía un lugar privilegiado en las creencias de la cultura inca. Se cuenta que en el templo de oro -también conocido como Coricancha- la diosa contaba con una estatua que era adorada por los sacerdotes. De la misma forma, podemos mencionar  a Mama Sara, diosa del maíz, elemento importante cuyo color representaba para los incas el oro puro, y a la Mama Cocha, deidad de los mares bravos.

Es de esperarse, entonces, que si el respeto y la veneración a la figura de la mujer alcanzó niveles religiosos, en los tiempos modernos se espere valerse de los retazos que quedaron con el propósito de lanzar la imagen femenina  a la par de la del hombre, que injustamente la llevó a un segundo plano.

La capacidad y actitud de las mujeres en la cultura folclórica

En la realidad de la representación de los caporales, la Machita viene a ahogar esos estereotipos que se tienen sobre el hombre fuerte y dominante en la danza altiplánica. Este personaje aguerrido, lleno de vigor y fortaleza física, mediante saltos y maniobras ejecutadas casi con perfección, deja en claro que estos no son virtuosismos únicos de varones. El simbolismo que connota a la mujer en este plano eleva la voz femenina y la coloca en el lugar donde verdaderamente debe estar.

Y es así cómo haciendo un repaso breve con este antecedente, se nos viene a la memoria las warmi dansaqs, danzantes de tijeras que no tienen miedo de admitir que hacen las mismas maniobras que los del sexo opuesto. El reconocido danzaq, Rómulo Huamaní Janampa, cuenta que las mujeres solo eran ‘guías’ en los eventos de danza ayacuchanos; sin embargo, este hecho ha cambiado, aunque aún sigue habiendo público en las provincias que ven el tema de la integración de géneros con escepticismo.

La mujer wanka también se ha ganado su lugar en este recuento. Se hace presente con su capacidad física y actitud desafiante, poniendo a prueba su fuerza con cada zapateo. Esta silueta fina y femenina, muestra con orgullo las flores y los colores del paisaje andino en los bordados de su vestimenta reflejando la alegría, delicadeza e inocencia de la esencia andina.

Y si hablamos de elegancia, no puede ser mejor representada que por la mujer norteña, con pañuelo en mano, ataviada con vestido largo y bordados de fino encaje. Su coquetería logra complementar su destreza sobre el piso y la firmeza de sus pies hace retumbar cualquier escenario entre bamboleo y bamboleo.

Peruanas de pura sangre

Capítulo aparte, queremos celebrar el Día de la madre como se debe, por este motivo, Linaje Peruano anuncia el lanzamiento de un nuevo espectáculo inspirado en la fuerza y destreza de la mujer de nuestro país: PERUANAS DE PURA SANGRE, un show único que nos muestra el contrapunto de la mujer afroperuana, andina y norteña.

Un espectáculo diferente lleno de energía, arte y peruanidad, la manera perfecta para celebrar y honrar al ser que nos trajo al mundo, su sacrificio, lucha, coraje y el amor más puro que día a día nos entrega.

¡Celebra el Día de la madre como se merece… celebra su Linaje Peruano!

Para contratos:

 Escríbenos a: espectaculos@linajeperuano.com
 Llámanos al 2643452