¿De verdad mi hijo puede aprender a bailar desde los tres años?

REDACCIÓN LINAJE PERUANO

Sábado, 8 de setiembre del 2018 / 14:27


Existe un artículo de Linaje Peruano relacionado con este, cuyo tema principal es la dificultad que tienen los adultos para aprender a bailar. Uno de los principales consejos -refiriéndonos de nuevo al otro escrito- era tratar de aprender desde cuando se empieza a caminar. Normalmente, las academias de baile aceptan en sus filas a niños mayores de 5 años para poderles enseñar la estructura inicial de la danza porque creen, sin embargo, que a más temprana edad, tal misión sería imposible (creemos que es excusa, pues no tienen docentes capacitados al menos para la inducción).

Creen que es imposible porque un menor de 2 o 3 años no presta la suficiente atención a las clases y suele caer en desconcentraciones y un desinterés propios de su condición mental; pero no precisamente a una persona en su etapa infantil se le debe exigir tanto. Es verdad, los prodigios se descubren luego. Esto no quiere decir que no pueden enrolarse desde ya.

El aprendizaje de la danza se da escalón por escalón hasta conquistar esa cima tan lejana (al mismo tiempo, comparada a la plenitud). Siempre pedimos a los padres revisar el silabus y comprobar que la enseñanza estará acorde y a la medida de las posibilidades psicomotrices del alumno. Hay que entender que estas clases iniciales sirven como inducción para lo que se viene más adelante. Por ejemplo, el curso de preballet es perfectamente recomendable a los 3 años. ¿Van a bailar perfecto?: No. A cambio de eso ganará un lapso valiosísimo de reconocimiento del espacio de baile y su cuerpo.

El método lúdico, directriz medible

En Linaje Peruano aplicamos la modalidad “método lúdico”, sugerida por uno de los miembros del directorio: la Lic. Martha Effio, pedagoga de profesión, con estudios en andragogía. Ella sugiere captar la atención de los pequeños mediante juegos, dinámicas y acicates. En esta etapa, de la misma forma, el niño corregirá su postura, se abrirá a sus compañeros y mejorará la comunicación con sus padres.

Las formas de desplazamiento, estructuras y formalidades de competencia se pueden aprender después. ¿Cómo podremos aprender a hablar si aún no conocemos las vocales? En la Academia de baile le enseñamos a tus hijos a valorar nuestra cultura desde que pisan nuestros salones y a respetar un patrón de aprendizaje. Siempre con columnas sólidas y materiales fortificados podremos elevar una edificación; es la misma aplicación a la danza: si el niño conoce los pormenores, más adelante tendrá menos trabas en asimilar el conocimiento.

Es recomendable empezar desde pequeños. Así que ya sabes, padre de familia. Encontrarás en nosotros al mejor staff profesional y administrativo, con un plan de trabajo para esta edad tan difícil. Somos tu mejor elección. Ármate de paciente y ¡adelante!