¿El baile y la danza ayudarán a que mi hijo retome sus clases?

REDACCIÓN LINAJE PERUANO

Jueves, 15 de marzo del 2018 / 10:35 a. m.


Los ojos le pesan. No quiere despertarse temprano y odia las alarmas. Tu niño te reprocha por qué la vida le quita sus vacaciones; no está preparado para volver a clases y apuntar a toda máquina las indicaciones de su profesor(a). No se concentra. Deposita los libros y cuadernos en su mochila como si fuesen rocas pesadas y filudas… más tarde, en la formación de protocolo decae y cierra sus ojos con la esperanza que los hechos del día lo devuelvan por el cauce que lo conduce a su habitación. ¿No crees que tú como padre debiste prevenir este episodio?


También puedes leer: Preballet como cambio de actitud


Reactivarnos con la danza

Lo que tu hijo necesita es una mejor circulación de energías. Necesita, sobre todo, que la motivación recorra sus venas y reactive su habitual estado de ánimo. Con la danza, acostumbraremos a los menores a tener una actividad que implique esfuerzos en su sistema psicomotriz. La holgazanería y el ocio deben ser controlados aún en épocas no escolares. Recordemos que quitarle estos malos hábitos demora entre 21 a 23 días, según estudios científicos. Para no pasar por ese calvario, instamos a seguir una formación artística que acolche sus pasos desde noviembre, o en su defecto, desde diciembre.

El niño entiende que la libertad es su bien primario, sí; pero llevémoslo por una vía de responsabilidad con diversión. Si bien no es bueno recargarlos de deberes (porque los chicos también sufren depresión, pesadez, entre otros males psicológicos), mantengamos un punto de equilibrio, un peso que se mantenga en el medio de las cosas.

Un contragolpe de la inactividad es la falta de concentración en los primeros días de vuelta a clase (marzo o abril en su mayoría). Si lo integramos a una coreografía y hacemos que practiquen los pasos coordinados en la comodidad de su hogar -después de recibir mediante instrucciones toda la experiencia de un instructor-, estaremos contribuyendo a disipar el pensamiento que todo esfuerzo es aburrido.

Identidad es motivación

El baile le da la dosis de identidad a su corta edad. Un niño con identidad tiene las cosas claras y las preguntas de su origen resueltas. Ese pequeño amará la compañía de la danza y le dará ese empujoncito que le hace falta al prepararse mentalmente para el inicio de clases.

Incluso tendrá ganas de expresarse ante sus amigos y demostrar que él sabe algo que los demás deberían imitar: moverse y desplazarse al ritmo de las notas de un instrumento musical. Se sentirá capaz de lograr cierta independencia, mostrando lo aprendido y siendo el foco de atención en los recesos.

En Linaje Peruano ofrecemos diversas clases para todas las edades. Hablando específicamente de niños, ponemos a su disposición cursos como marinera norteña, ritmos afroperuanos, ritmo total, preballet, entre otros.


☎ 2643452
📱 982363920 (Whatsapp)
✉ informes@linajeperuano.com
🏬 Av. del Ejército 1059 – Magdalena del Mar, Lima
🌐 www.linajeperuano.com