El hábito de ejercitarnos por las mañanas: ¿Suena difícil?

REDACCIÓN LINAJE PERUANO

Domingo, 28 de octubre de 2018 /  12:18 h.


Olvídate del clásico «el lunes empiezo» y decídete a cambiar tu estilo de vida. En esta nota te explicaremos detalladamente por qué es importante mantener la actividad corporal antes de la ingesta del desayuno. Recuerda que levantarse más temprano es un ritual dependiente de la costumbre. Que en los pasadizos de tu memoria no escape la idea de pensar en las mañanas como una oportunidad de no interferir en nuestras obligaciones estudiantiles o laborales por la tarde/noche.

También puedes leer: El Señor de los Milagros y la cultura de fe

La clave está en el glucagón

Lo explicaremos de la manera más sencilla posible. Sabemos que la glucosa es la principal fuente de energía del cuerpo y en primer lugar se consigue en el desayuno. Al no ingerir ningún alimento, nuestros sistemas buscan reemplazar esa falta de glucosa, en pleno ejercicio, en el glucógeno (grasa almacenada) que a su vez produce una hormona llamada glucagón.

Así es cómo el uso de tu glucosa y tus grasas se equilibrarán semana a semana. Un efecto paralelo es que durante el día tendrás tendencia a comer moderadamente. Entonces, con este método, aceleremos nuestros metabolismos para bajar de peso en corto tiempo y liberar endorfinas -hormona de la felicidad- en beneficio de las personas que nos quieren ver saludables (y para estar conformes con nosotros mismos).

Estudios lo comprueban

Un trabajo de campo publicado por la Universidad de Northumbria en Newcastle -prestigioso centro de estudios, votado en diversas ocasiones como el mejor del Reino Unido-, demostró que los deportistas queman un 20% más de tejido adiposo si realizan actividades física en ayuna. La clave: los que realizan ejercicio con el estómago vacío queman la grasa de reserva, mientras que los que han desayunado simplemente devuelven en sus desechos lo que acaban de comer.

En el centro cultural Linaje Peruano nos sorprendemos cada día viendo casos de éxito de nuestros alumnos de los cursos cardiovasculares como los afroaeróbicos. Si te matriculas, no solo aprenderás los pasos básicos y avanzados de los ritmos negros; sino, estarás contribuyendo a que tu sistema circulatorio sea una máquina imparable. No necesitarás café u otro estimulante para activar tus planes de acción cotidianos.