¿El talento puede más que el entrenamiento o viceversa?

REDACCIÓN LINAJE PERUANO

Lunes, 13 de agosto de 2018 / 09:48 hr.


¿Talento o entrenamiento? ¿Son dos realidades diferentes o la una complementa a la otra? ¿Prefieres una de las dos opciones? Muchos estudiosos han tocado este cuestionamiento como materia de investigación, aunque hasta el día de hoy no se ha conseguido una respuesta que complazca a todos.

También puedes leer: ¿Puedo disciplinar a mi niño con la danza?


¿Qué es el talento? Según la RAE “Persona inteligente o apta para determinada ocupación”. Aquí detengámonos un rato en la palabra “apta”. Cuando alguien tiene la habilidad de escribir, bailar, pintar, cantar o cualquier otra, se dice que esta apta para seguir subiendo escalones, en otras palabras, tiene las “herramientas”. Esta predisposición a realizar lo que otros no pueden, se manifiesta en mayor proporción en el período de la niñez, lo cual es tarea de los padres identificar, ya que aquella rutina esclarecerá el futuro de su hijo.

¿Una persona puede triunfar en la vida solamente teniendo talento? En el caso que tengas talento para algo, pero no lo practiques, es cómo tener una buena idea para el desarrollo en el campo social, pero nunca compartirla; se convierte en un círculo vicioso que no te permite ir más allá en tus aptitudes. Si nos preguntan qué porcentaje de importancia le darían a cada uno, pues diríamos “25% talento y 25% práctica”, entonces ustedes dirán ¿y dónde queda el otro 50%?

El otro 50% está en algo que va más allá de la práctica o las aptitudes: “la voluntad”. Cuando alguien se da cuenta cuáles serán las herramientas que te ayudarán a progresar en la vida, lo único que lo hará diferenciarse de los demás será esa fuerza de empuje, ganas de superar las grandes barretas, de esforzarte el doble, de probar varios caminos diferentes, de crearse un estilo propio, etc.

Entonces regresando de nuevo a la comparación entre teoría y práctica –la cual es paralela, en cierto modo– recomendaría que no se trate como una bifurcación, sino como unidades en machihembrado, que no pueden vivir una sin la otra y permanecen en idilio constante. Si tienes talento para bailar, entonces ensaya mañana, tarde y noche. Si tienes talento para cantar, explora tu tesitura y marca tus propios parámetros; y si tu talento es otro, no te conformes con los buenos comentarios, ve más lejos y busca oportunidades donde otros no las ven.

La frase final es, entonces, que no se debe buscar una riña absurda entre el talento y el entrenamiento. No intenten enfrentar lo que ya está armonizado. No intenten separar lo que es intrínseco lo uno de lo otro. Si tienes el talento, entonces explótalo y no te olvides de encender tu voluntad. Allí está la trilogía del éxito.

Si buscas descubrir tu talento en nuestra academia de baile en lima, te invitamos a inscribirte en cualquiera de nuestros cursos para todas las edades. Te ofrecemos marinera norteña, ritmos afroperuanos, afroaeróbicos, ballet y salsa.

Llámanos: 2643452  
Visítanos: Av. El Ejército 1059-Magdalena del mar, a dos cuadras de la Av. Salaverry.