En defensa de la cultura peruana: Congreso aprobó proyecto de ley para difundir el folclore en los colegios

REDACCIÓN LINAJE PERUANO

Lunes, 14 de mayo de 2018 / 19:22


En noviembre del 2017, anunciamos que el Congreso de la República había aprobado un proyecto de ley con el fin de que el folclore sea difundido en los centros educativos de nivel básico. Hoy, en 2018, este proyecto, impulsado por el legislador y cantante lírico, Francesco Petrozzi Franco, ya fue aceptado por el pleno. Las expectativas empiezan a embargar al pueblo.


También puedes leer: Empoderar a las mujeres: el arte es la vitrina


El camino para fortalecer nuestra identidad cívica empezará desde que el presidente de la República, Martín Vizcarra, dé el visto bueno a la iniciativa y posteriormente sea instaurada en el Ministerio de Educación. El principal objetivo será dejar de lado las influencias costumbristas de occidente, trasladando el foco de atención a todas las manifestaciones del Perú.

Lamentablemente, en la actualidad, el concepto de visión responde a una centralización del término, el cual es vinculado solo con la danza.

El parlamentario y vicepresidente de la Comisión de cultura,  Francesco Petrozzi, aseveró que las costumbres de los pueblos del interior deben ser conocidas desde muy temprana edad. “Pensamos que el amor a la Patria debe ser impulsado desde la infancia. La idea es que los niños de Puno conozcan las tradiciones limeñas y, a su vez, los niños de Lima conozcan las tradiciones puneñas”, complementó.

Asimismo, Petrozzi dijo que es importante tener una visión amplia del folclore, pues las expresiones culturales abarcan la gastronomía, la literatura, las fiestas conmemorativas, los rituales ancestrales, los mitos, las leyendas, etc. Lamentablemente, en la actualidad, el concepto de visión responde a una centralización del término, el cual es vinculado solo con la danza. Las representaciones en movimiento son parte del espectro, mas no comandantes del mismo.

Un tema de interés general en esta ley, será su repercusión en el cambio social. En un mediano plazo, los porcentajes de abuso familiar, robos y delincuencia estarán condenados a decrecer si se hace un buen trabajo. Un ciudadano educado desde la base cívica, será una persona capaz de tomar decisiones correctas y empáticas que no solo busquen el beneficio personal. El hombre educado no viola, no pega, no roba porque está preparado para afrontar la vida”, finalizó Petrozzi Franco.