¡Evoquemos el Día del campesino!

campesino

Cada 24 de junio le rendimos homenaje a ese hombre y esa mujer que trabaja arduamente para mantener alimentado a su pueblo: no referimos a los campesinos. Gracias al exmandatario, Juan Velasco Alvarado, se promulgó la Ley de la reforma agraria en 1969 y los términos “Día del indio”, impuestos por Augusto B. Leguía en mayo de 1930, fueron cambiados por “Día del campesino”.


 

También puedes leer: ¿Falta profesionalizar la danza en nuestro país?


 

El Día del campesino proviene de la fiesta del Inti Raymi, ceremonia incaica celebrada en honor al dios sol cada solsticio de invierno. Esta festividad, al ser de origen andino, también es llevada a cabo en distintas partes de lo que fue el imperio inca como Colombia, Argentina, Ecuador y Bolivia.

Debido al sacrificio del apostol San Juan, en estas fechas de mediados de año, todas las aguas de la selva amanecen purificadas. Las ciudades de Iquitos, Pucallpa, Tarapoto, Rioja, Moyobamba, Tingo María, Puerto Maldonado y demás, ubicadas en el amazonas, celebran sin parar.

Durante esta celebración el potaje típico que saborean la población y los turistas es el famoso “juane”: un plato exquisito hecho principalmente por arroz, gallina, huevos, aceitunas y condimentos especiales.

De acuerdo con datos del gobierno del 2015, los campesinos representan al 24 % de la Población Económicamente Activa (PEA). Esto equivale a casi 4 millones de ciudadanos.