¿La danza es tan trascendental como otras ramas del saber?

REDACCIÓN LINAJE PERUANO

Viernes, 6 de abril de 2018 / 11:14


Ken Robinson, escritor y conferencista británico, además de experto en temas de calidad de enseñanza y creatividad estudiantil, puso en mesa de exposición el porqué la danza debería ser tan importante como cualquier otra asignatura en su libro Tú, tu hijo y la escuela: navega por tu camino hacia la mejor educación —con la colaboración de Lou Arónica—. En él asegura que afortunadamente «muchas personas han comprendido que las expresiones artísticas son una parte esencial de la vida y la educación».


También puedes leer: Linaje Peruano firma importante convenio con acreditadora EQUAA


Ken Robinson en una conferencia de TED.

«El bajo estatus de la danza en las escuelas se deriva en parte del alto estatus del trabajo académico convencional, que asocia la inteligencia principalmente con el razonamiento verbal y matemático»

El destacado intelectual británico lanza como introducción que la danza es parte del pulso de la existencia de la humanidad y por este motivo estamos en la obligación de darle el espacio que se merece. «Es la expresión física a través del movimiento y el ritmo de las relaciones. Está en el corazón de cada cultura a lo largo de la historia», complementó Robinson.

Líneas aparte menciona el libro «Enseñanza de la danza en el mundo: perspectivas sobre la danza, los jóvenes y el cambio» escrito por dos investigadoras: la primera, Charlotte Svendler Directora de Estudios Educativos en el Departamento de Nutrición, Ejercicio y Deportes de la Universidad de Copenhague—; la segunda, Stephanie Burridge Ph. D. y copresidenta de la red de investigación y documentación de Asia-Pacífico de la Alianza Mundial de Danza—.  En el documento afirmaron que «El bajo estatus de la danza en las escuelas se deriva en parte del alto estatus del trabajo académico convencional, que asocia la inteligencia principalmente con el razonamiento verbal y matemático».

En el libro citado por Ken Robinson, se menciona que estas autoras, mediante una recopilación de datos, lograron demostrar que la danza es un pilar para restaurar la alegría e integridad de la persona, alivia la tensión escolar y disminuye la violencia al crear un clima de mayor estabilidad emocional, siendo importante al nivel de cualquier asignatura clásica. «La trascendencia de la danza es igual de importante como otras artes, la matemática, la ciencia y humanidades», recalcó.

¿Genera la danza un cambio verdadero en el individuo?

El mejor ejemplo para el autor fue colocar datos estadísticos de éxito de una compañía de danzas profesionales con sede en New York: Dancing Classrooms, cuyos lazos se extienden por todas las escuelas primarias y secundarias de la localidad.

En resumen, el educador inglés cuenta que Dancing Classrooms hizo una evaluación en maestros neoyorquinos y el 95% de ellos expresó que gracias a las clases de danza, los alumnos colaboraban más y trabajaban como equipo. Por otro lado, en Los Ángeles, el 81% de directores de escuelas dijo que sus alumnos tenían como principal valor el respeto.

Créditos: www.dancingclassrooms.org

El arte no es solo para superdotados: beneficia a todos sin distinción de vías vocacionales.

El arte no tiene hijos predilectos

Al igual que las matemáticas o las ciencias, la educación artística crea ciudadanos equilibrados. Bob Morrison, fundador de Quadrant Research, institución especialista en investigar todas las disciplinas artísticas, asevera en el libro de Robinson que el arte no es solo para superdotados: beneficia a todos sin distinción de vías vocacionales.

Morrison expresa que la educación en cualquier materia no tiene como objetivo que la persona se dedique a eso específicamente en una etapa adulta. El enseñar arte en las escuelas no está relacionado con la proliferación de más artistas; sino, se le inculca a los adeptos a construir su propio armazón con conocimientos de distintas especialidades. Ya es hora de dejar de ver al arte como un ciudadano de segunda clase, nos recuerda el empresario.