La guitarra: el instrumento ideal para abrir la mente

Por: Bruno Cueva

shutterstock_92907148

La guitarra, una fiel compañera, un vínculo inseparable y casi idílico con el arte y la cultura. Este verano y a partir del 4 de enero, el Centro Cultural Linaje Peruano anuncia la apertura de su nuevo curso de integración musical: guitarra para niños en lima. Continúa leyendo este post para que te enteres cómo este instrumento se hará cómplice de tu niño, cuya imaginación volará y abrirá su mente.


También puedes leer: Comprobado: el impro genera apego por el arte.


Las clases de guitarra son una de las actividades extraescolares más populares en temporadas de descanso para los pequeños del hogar. Sin embargo sueles preguntarte a ti mismo: ¿Qué novedades aportarán en el desarrollo integral de mi pequeño? ¿Son necesarias realmente? A partir de este instante dejarás de hacerte todas esas preguntas.

Cuidar los detalles para empezar

Sabemos que el dominio de un instrumento no se realiza de la noche a la mañana. Esto requiere un esfuerzo extra y sacrificado que debe llevarse a cabo con metodologías que capten la atención a veces esquiva de los niños. Por eso hay que cuidar los detalles introductorios. Hay que enseñarles que también se puede aprender jugando y van a obtener una recompensa si logran cumplir los primeros objetivos como tener una buena postura, identificar los puntos de apoyo, el correcto posicionamiento de los dedos y la distinción de la escala musical. Pero seamos algo conservadores al principio: los artistas se forman con esfuerzo, después, con talento.

Este conjunto de saberes básicos son aquel colchón de disciplina que se les inculcará en las primeras dos semanas. ¿Qué mejor que un trabajo vigilado, pausado y divertido? El gusto por la práctica de este arte se verá reforzado por valores que caerán por su propio peso como el no dejar a medias una tarea, ser perseverante y no deprimirse o sentirse menos (ante los problemas que tienen una solución a la vista) y la superación personal, clave para ir formando un carácter poderoso.

Ejercitar la memoria

En este siglo XXI estamos acostumbrados a recibir un gran torrente de información importante de internet y libros de calidad -salvo excepciones-, con mejores canales de distribución. Estas clases de guitarra serán el código para ir almacenando en sus cerebros datos trascendentales para su crecimiento, estos saberes primarios que abundan y son necesarios adoptar en su totalidad.

Al repetir constantemente los acordes, solfeos y melodías, inconscientemente, el aprendizaje se volverá fructífero y de largo plazo. De hecho, la música en compañía de la guitarra no solo se limita a brindarnos armas fuertes para combatir el desanimo o la pereza, sino que estará estrechamente relacionada con materias como el lenguaje, las matemáticas, las ciencias y todo aquello que requieran sus esfuerzos creativos.

Tocar guitarra es una ventaja física

No solo los beneficios serán en el aspecto intelectual. Por ejemplo, al tener una postura rígida, los niños desarrollarán los músculos del brazo y la fortaleza y coordinación de los dedos. Una dificultad que suelen identificar los adultos que no han practicado con instrumentos de cuerda es que no pueden conseguir la independencia de sus extremidades. ¿Se imaginan cuán difícil puede ser para ellos tocar batería?

El impacto, así mismo, recae en el sentido del humor y elimina el estrés y la ansiedad por algunas discusiones que se suelen tener en la escuela con los amigos o en la casa con los padres. Recordemos que gracias a esta disciplina ellos liberarán naturalmente las hormonas del bienestar: la serotonina y la dopamina.

Primos hermanos de la cultura

Después nos enfocaremos en que conozca la diversidad musical y los distintos géneros que surgen sus prácticas. Sabrán distinguir en pocos segundos si una pieza corresponde a Música clásica, Música criolla, Rock, Pop, etc. Serán embajadores culturales y difundirán las buenas costumbres en los círculos sociales donde estén inmersos.

Estos círculos irán creciendo y creciendo sin parar porque una persona que aprende a tocar un instrumento sea cual sea, es una persona sociable, abierta a la opinión disyuntiva de otros entornos culturales, de otras realidades que brotan. Por otra parte, el sentido crítico ya no será una dificultad y los pequeños poseerán una postura propia de cualquier tema que flote y se asome a sus oídos.

¿Ya viste qué tan importante es este curso que abriremos en verano? Atrévete a inscribir a tu niño en guitarra y regálele lo mejor que podrías darle: disciplina para su futuro.

¿Dónde inscribir a mi pequeño en clases y talleres de música? Solo aquí en LINAJE PERUANO.

  ‍♂️ ️ ¡Ven y recorre tu CAMINO A LA IDENTIDAD!
☎️ 2643452
 982363920
✉️ informes@linajeperuano.com
 www.linajeperuano.com