Los pañuelos y sus colores de pasión

REDACCIÓN LINAJE PERUANO

Martes, 24 de abril de 2018 / 12:38


Cada pañuelo tiene un significado metafórico.

Nuestro centro cultural tiene como prioridad mantener motivados a todos, especialmente con respecto al desarrollo en el arte de la marinera. A partir de este 2018, lanzamos una propuesta singular: distinguir el nivel de los danzarines dependiendo de la tonalidad de pañuelo que usen. Hemos seleccionado 5 colores que nos representan como institución y los hemos entrelazado con las telas confeccionadas que, con mucho orgullo, llevamos en la mano derecha.

Morado o Nivel 1: Simboliza la conexión del alumno con el misticismo de la danza.  Está relacionado con un enlace entre algo divino y los profundos sentimientos del alma. El alumno recién está aprendiendo los pasos y posturas más básicas de la marinera. El reconocimiento del espacio, el zapateo, la introducción a la realidad cultural, el respeto por la tradición… todos forman un conjunto de saberes destinados a encaminar a los aprendices.

Amarillo o Nivel 2: Representa la energía, la alegría y la emoción que se siente al bailar. A este nivel, los alumnos saben reconocer la mayoría de transiciones al ritmo de la música. Aquí se les enseña a tener conexión con la pareja: en principio con el lenguaje verbal, luego con la mirada. El amarillo es un color claro, propio y luminoso; no es el resultado de ninguna mezcla, es único. No cabe duda que esta tonalidad simboliza el brillar del alumno, semejante a un sol joven que sobresale por las mañanas.

Naranja o Nivel 3: Supone el desarrollo de la creatividad. En esta etapa el alumno empieza a expresar sus emociones al bailar, pero de una manera propia. La idea es no depender tanto de los patrones preestablecidos en sus primeros meses de aprendizaje. Bailar marinera es sentirse libre de realizar los pasos que nos inspire el momento. Aquel que posea el pañuelo de color naranja será capaz de interpretar casi una decena de piezas musicales tanto instrumentales como cantadas.

Rojo o Nivel 4: En esta etapa, el rojo simboliza el desarrollo de la pasión y el amor por la danza. Además, es de suma importancia tener en cuenta que la marinera es también un baile que representa el enamoramiento, aquí radica también la mística que transmite.

Esta tonalidad es la que más jala a la vista desde una perspectiva científica. Representa que los alumnos están dispuestos a ser el centro de atención junto a su pareja y, por lo tanto, ya vencieron los tabúes y como resultado asumen su papel protagónico. El que alza un pañuelo rojo es una persona que no le teme a los retos; ha logrado domar su cuerpo y se ha decidido a dar el gran salto de calidad.

Blanco o Nivel 5: Color típico que se usa en la danza. Es la pureza, la depuración en su máximo techo. Cuando llegan hasta este peldaño ya están bien afianzados en la pista de baile, incluso pueden optar por entrar a un concurso de envergadura. El pañuelo blanco reúne todas las condiciones para convertirse en un maestro de la expresión. Respetemos a una tela de este color, ya que el alcanzarla sugiere que el alumno ha ganado todas las batallas y se han reincorporado de todas sus caídas.