¿Quieres saber más del Inti Raymi?: 7 datos que no puedes perderte

REDACCIÓN LINAJE PERUANO

Domingo, 24 de junio de 2018 / 13:15 hr.

El Inti Raymi, desde épocas del dominio de Pachacútec, se convirtió en la festividad más popular del Tahuantinsuyo. Cada 24 de junio, extranjeros y fieles de todo el país se congregan en la Plaza Mayor del Cuzco y en Sacsayhuamán. ¿Quieres saber los datos más importantes de esta tradición? Revisa estos 7 datos que te resumirán todo.


También puedes leer: En defensa de la cultura peruana: Congreso aprobó proyecto de ley para difundir el folclore en los colegios


  1. El Inti Raymi o ‘fiesta del sol’ fue instaurado por el inca Pachacútec. Él creía que cada 24 de junio -en el solsticio de invierno, día más corto, noche más larga- el sol se alejaba pidiendo que le rindan tributo a través de ceremonias, ofrendas, cánticos y alabanzas.
  2. La preparación antigua contaba con tres días de anticipación en los que se comía maíz crudo y hierbas. Ese día, el inca soberano y familiares, esperaban descalzos la salida del sol en la plaza (actual plaza de armas de Cuzco).  Según el sacerdote contemporáneo Bartolomé de las Casas:

    “Todos estaban allí muy callados, esperando que saliese el Sol, y así en cuanto éste apuntaba los coros comenzaban a entonar con mucho concierto y orden un canto a media voz meneando cada uno de ellos un pie a manera de compás. A medida que se levantaba el Sol, su canto era más alto y más alto. El Inka lo dirigía con su propia voz. Esperaban a que saliese el Sol estaban todos descalzados y con grande atención mirando al Oríente y en asomando el Sol se ponían todos de cuclillas (que entre estos indios es tanto como ponerse de rodillas) para adorarle, y con los brazos abiertos y las manos alzadas y puestas en derecho del rostro”.

  3. Para llevarse a cabo la celebración teatral -evento acondicionado a nuestra época-, la selección de aquel que represente al inca debe ser muy acertada. Desde el comienzo este personaje es llevado en una litera por vasallos, quienes soportan su peso y se atavían con los colores del tahuantinsuyo.
  4. Normalmente el Inti Raymi empieza su recorrido desde el Coricancha (templo de oro), llegando hasta la Plaza Mayor del Cuzco y finalizando en la explanada Chukipampa, al frente de la fortaleza de Sacsayhuamán. Los asistentes reservan sus asientos con semanas de anticipación; esta última parada tiene un simbolismo potente, tal vez el más trascendental de la cultura sudamericana.
  5. Cuando el intérprete del Inca entra se acerca al Sacsayhuamán, es anticipado por flores rociadas por acllas y los pichaq se encargan de espantar a los malos espíritus con sus escobas.
  6. La resistencia de esta tradición por perdurar en el tiempo tiene momento desde que el virrey Francisco Álvarez de Toledo prohibió esta fiesta en 1572, pues la consideraba contraria a la doctrina cristiana-española.
  7. El Inti Raymi -en el siglo XV- no solo significaba la fiesta dedicada al dios sol; es un señal del imperio hacia los pueblos conquistados, donde establece su soberanía absoluta. El inca busca legitimar su poder mediante el misticismo proveniente de las acciones de los sacerdotes, orejones y el resto de la nobleza. Los instrumentos de oro y plata jugaban un papel psicológico al sugerir riqueza y alto estatus.