Sobre las críticas hacia la innovación cultural

Por: Bruno Cueva / Periodista y escritor

6-Críticas e innovación cultural-14-14

En pleno avance del siglo XXI, la evolución e innovación en distintas ramas de la vida humana prosigue con su avance inminente. Las múltiples vistas que tenemos de la realidad cambian, moderadas por las nuevas manifestaciones artísticas; sin embargo, como en todo cuento existen sus disidentes, estos críticos que aseveran que esta evolución responde a un estado de irresponsabilidad por parte de los ejecutantes, hablando del arte específicamente. Para ponerlo en letras claras, aseguran que toda manifestación surgida de otra no debe ser tomada en cuenta por tratarse de una “desnaturalización de la primera”.


También puedes leer: De la mendicidad al pie del semáforo


Retrocedamos al siglo XV y centrémonos en el arte en la edad moderna. En primera instancia, encontramos a la época del Renacimiento donde la influencia grecorromana marcó un tendencia. En este período los renacentistas ponían mayor énfasis en representar la naturaleza. Más adelante , en el siglo XVI, se instituyó el Marierismo como evolución de los artistas renacentistas, dejando de tomar a la naturaleza como fuente inspiradora. Esta transición nos sirve para pensar que cada representación de la realidad tiene su propia fecha de caducidad y que la tolerancia con estas nuevas (o actuales) artes debe ser practicada.

Esa visión no es ajena a este siglo XXI, haciendo un paralelo con la tecnología por ejemplo. Las actualizaciones ahora no se dan cada siglo, sino cada cinco o diez años. Hay que estar más atentos con las últimas propuestas y estudiarlas para entrar en esa vanguardia. Y para hacer este paradigma nuestro, centrémonos en la danza. Sería tonto pensar que el folclore no genera sus propias variantes con los años, pues como dicen los estudiosos: “Si quieres sobrevivir o persistir en la realidad, debes cambiar y adaptarte”. Los pasos sobre el suelo tendrán otras tonalidades, la producción sugerirá nuevos colores y las letras de las canciones serán engarzadas a los nuevas voces..

Las críticas pueden frenar parcialmente a una innovación cultural, pero no de forma total y aniquiladora. Usted, amigo lector, debe entender que la innovación no es olvidarse de las raíces de la danza, el folclore, el arte y sus moldes; la innovación es darle otro aire a una manifestación que parece perderse en el tiempo y colocarle metafóricamente una armadura para darle cierta autonomía..

Cuando usted sea señalado como no grato por querer dar su aporte a la cultura de esta sociedad, pregúntele al inquisidor: ¿Qué ha hecho usted para preservar las costumbres que a su visión son inalterables? ¿Qué repercusión social ha traído su esfuerzo por ello? Le aseguramos que la respuesta que escuchará no será del todo esperanzadora. Vamos todos en este barco hacia el norte y preocupémonos por sumar y no por destruir.


 

Infórmate sobre nuestros horarios y actividades en: www.linajeperuano.com

Teléfono: 2643452

Dirección : Av. El Ejército 1059 – Magdalena del mar.