Beneficios del arte en la formación educativa

Escribe: Patty Chen, linajera de corazón

Muchos conocemos el arte como una explosión de creatividad el cual realizamos acciones o actividades con una finalidad comunicativa y estética, pero va mucho más allá  de  eso:  es  el  medio  por  el  cual  expresamos  nuestras  emociones, sentimientos e idealizamos una visión de lo que sentimos a través de la pintura, la danza, la música, el lenguaje, entre otros.

Hoy en día tanto la sociedad como la escuela está viviendo una etapa de cambios tales como la escolarización, la importancia del desarrollo integral de las personas, así como la necesidad del desarrollo de habilidades blandas para una mejor ejecución de estas acciones. El objetivo de la escuela es el de enseñar y capacitar a los alumnos para que puedan aplicar lo aprendido, a tener un pensamiento crítico, a desarrollar y elegir conscientemente sus valores y percepciones entendiendo el significado y la repercusión que se muestra a la sociedad.

Durante la XXX Conferencia General de la UNESCO se propuso promover la inclusión de disciplinas artísticas en la formación educativa tanto de niños como adolescentes. Entre los beneficios que trae consigo la educación artística tenemos

  • Sirve como instrumento de comunicación y autoexpresión para los niños y adolescentes.
  • Desarrolla y estimula la creatividad.
  • Fortalece la adquisición de conocimientos.
  • Aporta al desarrollo de la personalidad, tanto en lo emocional como en lo cognitivo.
  • Influye de manera positiva en el desarrollo integral: personal y académico.
  • Aviva la capacidad de expresión, imaginación, concentración, memoria e interés personal por los otros.
  • Incentiva el fortalecimiento de la conciencia de la identidad propia y de la conciencia de uno mismo.
  • Contribuye al respeto intercultural en todo ámbito.
  • Genera un incremento en la percepción del entorno y la flexibilidad de pensamiento.
  • Promueve el trabajo en equipo, lo que se desarrolla a su vez la tolerancia y la empatía.

Así como los beneficios mencionados previamente, existen aún muchos más que ayudan a aportar a la formación de seres humanos empáticos, creativos y sensibles. Está comprobado que el arte es un elemento primordial y clave para el desarrollo de la interacción social, así como la adquisición de competencias que son imprescindibles para el verdadero aprendizaje de las personas.

¡El arte es el corazón de nuestro aprendizaje educativo!

Deja una respuesta