¿Cómo volvimos a bailar dentro de una cueva?

Escribe: Moisés Castellano, Linajero de corazón

Establecer la fecha en la que por primera vez el ser humano bailo es casi imposible. Sin embargo, podemos concluir que el baile está entre las primeras expresiones artísticas originales. El ser humano como especie comenzó a expresarse a través del cuerpo mucho antes que con las palabras. Pinturas rupestres con mas de 10 000 años de antigüedad, dan a conocer figuras danzantes asociadas con escenas de casa y rituales.

“La danza nace del confinamiento, de estar resguardado, de la necesidad del ser humano de expresar lo que no puede hacer en el exterior, porque el peligro está afuera, ¿entienden? Afuera está la lluvia, el granizo, está la cosa que se llama clima, que es muy rara y cambiante, están los grandes depredadores, las fieras, y tu aún ni siquiera has descubierto el fuego”.

En la actualidad, volvemos a estar como entonces, resguardados, confinados, ya no temiendo a una bestia o al clima cambiante si no a un virus, un agente infeccioso SAR-COV-2, una variante del coronavirus causante de la enfermedad COVID 19 que se ha propagado de tal manera que ha logrado contagiar a más de 49 309 000 personas a nivel mundial, ocasionando el deceso de más de un millón y medio de personas.

Cómo llega Perú a sus 100 días de confinamiento por el COVID-19?

Ahora, estamos en espacios cercados, en nuestros cómodos hogares, conectados a través de la tecnología mediante nuestros dispositivos electrónicos. Pero nuestro cuerpo sigue siendo el mismo a pesar del tiempo por lo que conservamos esa necesidad de expresarnos y pese a todas las prohibiciones a nivel mundial sobre la propagación del COVID 19, reunirse y moverse al ritmo de la música de manera presencial está siendo una de las actividades más complicadas de volver a un corto plazo.

Por lo que seguiremos reinventándonos, haciendo llegar a todos los lugares que tengan conexión a la red la experiencia de aprender a danzar, de tener un tiempo de calidad a través de nuestros cursos de artes escénicas, cardiovasculares y folclóricos mediante nuevas plataformas de reuniones, con excelente metodología y docentes experimentados.

Deja una respuesta