El Valor del Folklore

Escribe: Joksan Balcázar – Gestor cultural y fundador

En el marco del Día Mundial del Folklore, es propicio resaltar y reconocer nuestra identidad, multiculturalidad y diversidad en un país lleno de tradiciones, costumbres y manifestaciones; que año tras año, generación tras generación, se intenta redescubrir y preservar.

Y es que, quizá tenemos parte de nuestra sociedad que sí se identifica con su historia y sus tradiciones, pero también está la otra parte … muchas personas desconocen la fecha de celebración a nuestro Folklore y también su verdadero significado y contenido…

El 22 de Agosto de 1846, el arqueólogo británico William Thoms, publicó una carta en la que usó por primera vez la palabra “FOLKLORE”, fusionando los términos ingleses FOLK = PUEBLO y LORE = SABER, refiriéndose a todas las manifestaciones, creencias, conocimientos y tradiciones de cada nación.

Por esa razón, la UNESCO declaró que cada 22 de Agosto se conmemore el “Día Mundial del Folklore “; pero además, revalorar las tradiciones y legado de cada pueblo.

En nuestro país, las manifestaciones más fuertes que representan a nuestro acervo cultural son: la música ,la danza, la artesanía , la comida , las leyendas, los vestuarios y hasta la celebración de los santos, que están vigentes a través de artistas y cultores que promueven su  preservación, llevándolo con la insignia de CULTURA VIVA.

¿Pero acaso toda nuestra sociedad conoce el VALOR que tiene llevar éste legado de cultura y tradición a la nuevas generaciones? ¿Somos conscientes que cada una de éstas manifestaciones merece trascender y redescubrirse cada año? ¿Los padres de familia conocen la propuesta del desarrollo social y cognitivo para sus hijos a través del arte y el folklore de su país?

Es importante sostener que la educación y la cultura no pueden ir por caminos divididos, deben crear un vínculo explícito que siembre las bases en el desarrollo de la sociedad, pero además, el conocimiento de nuestro pasado y sus diversas formas de recreación y manifestación cultural.

Hoy en día, vivimos un tiempo de crisis social y cultural, quizá sea la oportunidad de revalorar y conocer un poco más de donde venimos, lo que somos; y por supuesto, a donde vamos.

No puede valuarse lo que se desconoce, por lo tanto, consideremos ésta fecha como el punto de partida para integrar en nuestro conocimiento parte de nuestro pasado, conllevando a una reflexión de nuestra identidad y si verdaderamente podrías ser un embajador de tu país.