¿La globalización destruirá las culturas locales?

REDACCIÓN LINAJE PERUANO

Domingo, 11 de noviembre de 2018 /  10:08 h.


Hablar de globalización cultural es un proceso de asimilación que supone un tema de amplia gama, incapaz de ser expuesto en tan solo una nota; sin embargo, en Linaje Peruano intentaremos darte unos alcances de nuestra postura. ¿El intercambio de saberes está destruyendo la identidad propia? ¿Hasta qué punto este fenómeno distorsiona el desarrollo de un pueblo?


Esto te va a interesar: ¿Existe una jerarquía de culturas? Una breve reflexión.


Este siglo XXI se ha caracterizado por un boom en las telecomunicaciones; así, los conocimientos, las relaciones sociales, la concepción de ideas de otros países y paradigmas académicos han ido ganándose un espacio descomunal en la psique y las costumbres.

El gran problema no es el compartir información; hay un matiz más poderoso: la desigualdad de oportunidades. Los países de primer mundo poseen los medios suficientes -y de sobra- para expandir sus influencias culturales por todo el globo, no obstante, las pequeñas manifestaciones se han ido quedando atrás por no tener este mismo acceso.

Caemos en cuenta que la tecnología, adjunta a las sociedades que se autoproclaman ‘civilizadas’, es crucial al momento de mostrar a los demás las zonas turísticas, la gastronomía, los bailes típicos, la música vernacular o la problemática política. En tal sentido, la diversidad cultural se empequeñece y es tragada por las fauces de las expresiones populares.

Sin embargo, no todo está en escala de grises. En este trayecto tan empedrado de globalización cultural, la tolerancia en las interrelaciones emerge como un factor mesiánico. Crear conciencia de otras formas de vida y su coexistencia con el panorama actual, va a sensibilizar -al menos eso creemos- el respeto de los poderosos por sobre los mal llamados ‘tercermundistas’.