Lo tradicional vs. la fusión: ¿Respetar la raíz o innovar?

REDACCIÓN LINAJE PERUANO

Lunes, 14 de enero de 2019 /  11:54 h


Ser tradicional es tener un respeto fortísimo por la trascendencia del linaje primigenio; la fusión, es rescatar las costumbres antiguas y sumarlas a las tendencias de la última década, buscando combinar y tener una llegada más amplia a la sociedad.

 

También puedes leer: ¿Cómo vivir entre mi arte y mi profesión?


 

En la actualidad, vivimos una lucha sin cuartel entre ambos conceptos. Si imagináramos que estamos en un cuadrilátero, podríamos ver en una esquina a aquellos que toman la realidad de una danza y la adecuan a tiempos contemporáneos para continuar la tradición en línea ascendente; en otra esquina, identificamos a los románticos de antaño, disidentes que aseguran que la inmutabilidad es y debe ser una propiedad inherente a la cultura peruana.

Pero vayamos a ejemplos concretos y generales para explicarlo mejor. ¿Ustedes creen que la salsa fue inventada y se erigió de la nada? Resulta innegable asegurar que este baile tan sensual surgió a partir de otros ritmos que ya gozaban cierta aceptación en 1930 como el chachachá, la guaracha y el mambo. En otras palabras, los cubanos y los hispanos innovaron, extrajeron esa esencia y la amoldaron a su propia identidad.

Haciendo un paralelo, no podemos olvidarnos de mencionar a nuestra querida marinera. Este baile lleno de elegancia y en parejas fue resultado de su madre la zamacueca, dejando clarísimo que no fue creada como tal, sino alterada a partir de un paradigma. Y si nos vamos más arriba aún en un árbol genealógico mental, ¡descubrimos que la zamacueca, a su vez, nació de otro folclore indígena y afrodescendiente!

¿Linaje peruano innova o crea? 

Nosotros no inventamos: innovamos. No inventamos porque como Centro Cultural es nuestro deber educar a nuestros alumnos e impartirles clases de cada una de las danzas para conocer sus contextos socioculturales. El inventar sería una falta de respeto grave hacia nuestras costumbres y por consiguiente un engaño premeditado contra el ansia de saber popular.

Sin irnos tan lejos podemos analizar el aporte innovador de Linaje Peruano cuyos cimientos han sido confundidos con la invención. Hace tres años, nos propusimos a hacer algo diferente con nuestro espectáculo Golpes de Tierra II. En este espectáculo rescatábamos el zapateo negro y norteño, así como la puesta en escena de talentosos músicos y chalanes. Presentamos, mediante una obra teatral, la época de la esclavitud.

Algunos cursos nuevos del Centro Cultural, por otro lado, vienen actualizándose en las nuevas tendencias que el mundo de hoy exige e innovamos con ritmos como el fullklore, los afroaeróbicos, el zapateo norteño contemporáneo o la marinera fit. ¿Qué mejor que resumir en una hora el ejercicio y el aprendizaje de los conocimientos íntimos?

¿Tú que prefieres? ¿Respetar la tradición o aceptar la evolución de la misma?